Blog

Banca y Bancos Offshore

Aunque en los últimos tiempos algunos le han dado una connotación negativa, el sistema financiero offshore ha funcionado con éxito desde la década de los 60. El término offshore se traduce literalmente como “fuera de la costa” o “extraterritorial”, que significa que está fuera de los límites geográficos tradicionales.

Bancos offshore

Su fundamento se basa en entidades bancarias que funcionan bajo regulaciones legales especiales que le permiten una mayor libertad de operaciones financieras, con tasas de impuestos considerablemente menores a las del resto del mundo y con un margen mayor de rentabilidad.

Estos bancos prestan su servicio en territorios que son comúnmente denominados paraísos fiscales.

Sin embargo, aunque este concepto cotidianamente es percibido como un servicio al cual solamente pueden acceder personas de muy alto poder adquisitivo, realmente se refiere a conservar los recursos financieros en una nación diferente a la que vivimos.

Su fundamento se basa en entidades bancarias que funcionan bajo regulaciones legales especiales que le permiten una mayor libertad de operaciones financieras.

Generalmente, los bancos que trabajan bajo esta modalidad son filiales de bancos extranjeros que se ajustan exclusivamente de la decisión de éstos últimos y no necesariamente a las regulaciones de cada país, no obstante cumplen con ciertas condiciones que hacen posible su funcionamiento. Se encuentran en países muy estables en el campo político y que poseen una ubicación geográfica estratégica; ofrecen y garantizan a sus clientes la protección de su patrimonio además de una serie de incentivos con los cuales no contarían en el sistema bancario tradicional. Estos paraísos fiscales normalmente cuentan con leyes estrictas de secreto y privacidad bancaria.

El secreto bancario en Panamá

Esta disminución de costes, sobre todo en lo que se refiere al pago de intereses e impuestos, ciertamente ha atraído a lo largo de los años a numerosas personas y organizaciones que buscan evadir en sus declaraciones financieras u ocultar sus ganancias generadas por negocios ilícitos. Pero contrario a lo que puede parecer, no son la mayor parte. De hecho, la banca offshore brinda múltiples beneficios a quienes por motivos totalmente legítimos desean mantener su situación financiera en privacidad, obteniendo además un acceso más sencillo y libre a su dinero. Por esta razón esta modalidad ha tenido un crecimiento sostenido durante los últimos 30 años.

Apertura de una cuenta offshore

El procedimiento de apertura de cuentas en la banca offshore no suele ser muy complicado y generalmente se puede realizar por correo en un plazo que puede variar de manera importante. Dependiendo de la celeridad de las personas o las instituciones con las que se trate, el proceso puede durar desde unos pocos días hasta unos meses.

En Central Fiduciaria somos especialistas en este tipo de operaciones buscando siempre la mejor opción que se adecue a las necesidades en cuento a tiempos y seguridad de nuestro cliente.

Tipos de bancos offshore

-Bancos pequeños o minoristas:

Estos bancos garantizan la protección de los recursos de sus clientes y comúnmente ofrecen cuentas en distintas divisas, solicitando un depósito mínimo para abrirlas. Sin embargo la cantidad de servicios que prestan son limitados, similares a la banca tradicional pero con un nivel mayor de seguridad y con la oportunidad de efectuar operaciones desde cualquier parte del mundo. Muchos bancos suizos entran en esta categoría.

-Bancos privados:

Solo son accesibles para clientes de alto poder económico, ya que para poder abrir una cuenta se exige un montante mínimo que puede rondar el millón de dólares. Sus servicios se concentran en el ahorro e inversiones a grandes escalas.

-Sucursales de grandes bancos:

Son filiales de bancos internacionales y se caracterizan por la garantía de un excelente servicio, sin embargo, en caso de que alguno de sus clientes esté bajo inspección de las autoridades locales pueden ser facultados para proporcionar sus datos, por lo que la privacidad no está tan garantizada como en los otros tipos de bancos offshore.

Ventajas de la banca offshore

– Menos impuestos: Este es sin duda el principal atractivo de este sistema financiero, las transacciones hechas en cuentas de la banca offshore están generalmente libres de todo tipo de impuestos.

– Privacidad: Es otra de las características por las que ha crecido tanto este tipo de bancos. Los movimientos de los clientes y sus datos de identificación constituyen prácticamente un secreto sumarial. La mayoría de las veces las cuentas son identificadas solo por números. Están regidos bajo leyes y reglamentos estrictos de privacidad bancaria.

– Libertad y flexibilidad en los movimientos: Ofrecen la posibilidad de efectuar una operación desde cualquier parte del mundo, a través de tarjetas de crédito, en cualquier moneda y sin la obligación de cumplir con regulaciones y controles de cambio e impuestos y con una intervención menor de los entes de gobierno.

– Estabilidad: La banca offshore es utilizada por muchos empresarios para combatir la inflación y resguardar sus recursos en el caso de posibles crisis. Estas organizaciones bancarias están siempre ubicadas en países con condiciones políticas y económicas muy estables.

– Disponibilidad: La mayoría de los bancos offshore ofrecen la disponibilidad de sus servicios durante los 365 días del año, las 24 horas del día.

Algunos inconvenientes de la banca offshore.

Por otro lado, debemos también reseñar algunas de las desventajas de utilizar este tipo de servicios financieros, tanto intrínsecos como extrínsicos.

Desconfianza: por lo general, los bancos que están situados en territorios considerados como paraísos fiscales suelen estar relacionados frecuentemente con la evasión de impuestos y el blanqueo de capitales. Debido a ello, las transacciones con destino o procedentes de estos bancos suelen hacer saltar las alarmas y atraer una mayor atención de las agencias tributarias.

– Seguro de depósitos: existen multitud de países que disponen de un seguro gubernamental qué es una especie de fondo común que constituyen los propios bancos que operan un determinado país y que cubren los depósitos de sus clientes, hasta unos límites, en caso de quiebra o insolvencia de una entidad financiera. Por ejemplo, en el caso de España este seguro cubre depósitos de hasta US$100.000. En algunos casos la banca offshore queda fuera de este tipo de acuerdo. Por ello le recomendamos que tome todas las precauciones necesarias y se deje asesorar por especialistas cómo Central Fiduciaria a la hora de trabajar  con este tipo de banca.

– Gastos de mantenimiento: las comisiones y los gastos de mantenimiento generados por cuentas abiertas en este tipo de bancos suelen ser ligeramente mayores a los de la banca tradicional. Es frecuente que estos bancos cobren una cuota de mantenimiento al mes, al trimestre e incluso en algunos casos por la apertura y el cierre de la misma. El importe varía según el banco, aunque lo normal es que pueda encontrarse en torno a los $10 y $30 mensuales con unos gastos de apertura de en torno a $100 o $200. Es también habitual que el banco cargue una pequeña comisión cuando la cuenta recibe transferencias o se realizan ella ingresos en efectivo.

 

 

 

 

No hay comentarios

Publica un comentario