Blog

18 preguntas y respuestas frecuentes acerca del fideicomiso

Te preguntas: ¿Qué es un fideicomiso? ¿En qué consiste este acto jurídico? ¿Cuáles son sus ventajas? ¿Cuáles son sus características? El equipo de Central Fiduciaria ha elaborado esta lista con preguntas y respuestas frecuentes acerca de este contrato con tanto arraigo, versátil y del que somos especialistas en Central Fiduciaria, S.A.

Preguntas frecuentes acerca del fideicomiso

¿Qué partes intervienen en el fideicomiso?

Es preciso aclarar que en la definición cita parte y no persona porque cada parte puede estar constituida por una o varias personas, las que a su vez pueden ser físicas o jurídicas. Así, las partes que intervienen son las siguientes:

  • Fideicomitente. Es quien transmite la propiedad fiduciaria de los bienes.
  • Fiduciario. Es la persona que recibe los bienes en propiedad fiduciaria y se obliga a realizar con ellos lo establecido en el contrato de fideicomiso.
  • Fideicomisario o Beneficiario. Es la persona que percibe los beneficios estipulados en el fideicomiso.

Como el fideicomitente puede designarse a sí mismo como beneficiario o como fideicomisario, las dos únicas partes que resultan imprescindibles para la existencia del fideicomiso son el fideicomitente y el fiduciario.

¿Por qué se llama fideicomiso?

Etimológicamente esta palabra deriva de fides (fe) y comittio (comisión o encargo), poniendo de manifiesto el rol que juega la confianza en una operatoria que se basa esencialmente en ella.

El fiduciario recibe los bienes de ese modo fiduciario, es decir en confianza, para ejercer su dominio en nombre propio pero en interés de otros, según lo que exija el contrato. La confianza que se deposita en el fiduciario es superior a la que se observa en  otras figuras de la operatoria comercial porque el fiduciario podría abusar de su posición o actuar con negligencia, incumpliendo de ese modo los cometidos propuestos.

¿Qué ventajas ofrece el fideicomiso?

El fideicomiso constituye un patrimonio autónomo e independiente que se halla sujeto a una finalidad predeterminada. Por lo tanto, es independiente del patrimonio del fiduciario, con cuyos bienes no puede confundirse.

Por esta razón, en caso de que algún acreedor del fiduciario ejerciera una acción en su contra, los bienes sujetos al fideicomiso quedan exentos de esa acción y, en consecuencia, quedan protegidos.

Los bienes que conforman el fideicomiso guardan independencia también respecto del patrimonio del fideicomitente porque quedan fuera de la garantía de sus acreedores, salvo que el fideicomiso haya sido constituido por el fideicomitente con intenciones fraudulentas.

Se constituye de este modo un patrimonio separado cuyos bienes, que son los bienes fideicomitidos, garantizan sólo el cumplimiento de las obligaciones emanadas del propio contrato de fideicomiso, pero no responden ni por las obligaciones del fideicomitente ni por las del fiduciario.

La independencia del patrimonio del fideicomiso respecto de los patrimonios del fiduciario y del fideicomitente asegura que dichos bienes sólo respondan por las propias obligaciones del fideicomiso y no por otras.

Por eso puede afirmarse que el fideicomiso es un instrumento apto para dar mayor seguridad jurídica a un determinado negocio.

Preguntas frecuentes acerca del fideicomiso

¿Qué procedimiento hay que seguir para que los bienes queden en poder del fideicomiso?

Con la transmisión de los bienes al fideicomiso, esos bienes adquieren carácter fiduciario y a partir de entonces comienza el fideicomiso a surtir efectos frente a terceros. Si se trata de bienes registrables, como un inmueble, el efecto rige desde el momento de su registro.

En cambio, cuando son bienes no registrables, ellos se transfieren según su naturaleza: si son bienes muebles, se transfieren mediante contrato y tradición de la cosa; si son créditos, con contrato de cesión y notificación al deudor.

¿Quién responde por las obligaciones contraídas por el fideicomiso?

Es importante responder a esta pregunta, en especial si alguien debe contratar con un fideicomiso para conocer la capacidad para afrontar esas obligaciones. Al respecto debe señalarse que las obligaciones contraídas por el fideicomiso se satisfacen exclusivamente con los bienes afectados al fideicomiso.

Por lo tanto es preciso tener claro cuáles son bienes del fideicomiso y cuáles del fiduciario o del fideicomitente.

¿Qué características tiene un contrato de fideicomiso?

El fideicomiso es un contrato que presenta las siguientes características:

  • Oneroso. Este término es opuesto a “gratuito”, y tiene ese carácter porque el fiduciario recibe una retribución previamente pactada, aunque nada impide que sea gratuito.
  • Consensual. Refiere a la necesidad de que exista consenso para que el fideicomiso se concrete: el fideicomitente lo propone al fiduciario pero se requiere su consentimiento.
  • De tracto sucesivo. significa que no se realiza en un único momento sino que se desarrolla en el tiempo.
  • Formal. La formalidad implica que no puede hacerse de cualquier modo sino que requiere una forma  escrita y el cumplimiento de recaudos marcados por la ley.
  • Bilateral o unilateral. El fideicomiso es bilateral si es por contrato, pero unilateral si es por testamento.

¿Qué debe contener el contrato de fideicomiso?

  • Individualización de los bienes objeto del contrato. En caso de no ser posible una individualización precisa, al menos debe proveerse una descripción de ellos.
  • Forma en que se incorporarán en el futuro aquellos bienes no contemplados al inicio.
  • Condición o plazo al que quedan sujetos los bienes al dominio fiduciario.
  • Destino de los bienes al final del fideicomiso.
  • Derechos y obligaciones del fiduciario y forma de sustituirlo.

¿Qué causas pueden provocar la remoción o cese del fiduciario?

  • Remoción judicial por incumplimiento de las obligaciones asumidas. El juez puede proceder a instancias del fideicomitente o del beneficiario, con citación al fideicomitente.
  • Muerte o incapacidad declarada judicialmente si se trata de persona física.
  • Disolución de la sociedad cuando el fiduciario sea una persona jurídica.
  • Quiebra o liquidación del fiduciario.
  • Renuncia (sólo si en el contrato se hubiese previsto, y mediando justa causa). La renuncia surte efectos luego de efectuada la transferencia del patrimonio del fideicomiso al fiduciario sustituto, es decir, a quien se designe para reemplazarlo.

¿Quién puede ser fideicomitente?

Cualquier persona capaz de disponer de sus bienes que decida entregarlos a un fiduciario para su gestión. Esto puede hacerse en vida o como voluntad testamentaria.

El fideicomitente contrata al fiduciario, persona de su confianza, y le hace entrega de los bienes objeto del fideicomiso. Puede ser fideicomitente tanto una persona física como jurídica.

¿Qué derechos tiene el fideicomitente?

  • Designar uno o más fiduciarios.
  • Revocar el fideicomiso, es decir darlo por concluido.
  • Exigir del fiduciario la rendición de las cuentas del fideicomiso.
  • Remover al fiduciario y designar otro.
  • También puede reservarse algunos derechos específicos, de acuerdo con la naturaleza del negocio.

¿Tiene obligaciones el fideicomitente?

Sí, el fideicomitente también asume obligaciones, que básicamente son las siguientes:

  • Pagar la retribución acordada con el fiduciario.
  • Reembolsar al fiduciario todos los gastos realizados por él.

¿Quién puede ser fiduciario?

Puede ser cualquier persona física o jurídica. Pero si alguna persona quiere ofrecerse al público con el objeto  de actuar como fiduciario es necesario solicitarlo a la Superintendencia de Bancos de Panamá que actúa como organismo público regulatorio de las condiciones y requisitos para ser fiduciario en la República de Panamá.

En este caso es necesario obtener lo que se denomina Licencia Fiduciaria.

¿Pueden designarse varios fiduciarios?

Sí, pueden designarse varios fiduciarios para que ejerzan la función en forma colectiva o separada. Cuando actúan en forma conjunta es conveniente designar número impar porque las decisiones se toman por mayoría simple. Si se designan en número par y no hay acuerdo en las votaciones, sus diferencias deben ser dirimidas por el juez. 

Fideicomisario o beneficiario de un fideicomiso

¿Qué derechos tiene el fiduciario?

De acuerdo con la naturaleza del fideicomiso, el fiduciario debe tener todas las atribuciones pertinentes para poder llevar a buen término el negocio estipulado:

  • Administrar el fideicomiso.
  • Accionar frente a terceros en defensa de los bienes del fideicomiso, es decir entablar acciones legales frente a deudores del fideicomiso.
  • Cobrar el reembolso de los gastos realizados por él a favor del fideicomiso.
  • Percibir retribución por su gestión, salvo acuerdo expreso entre las partes.

¿Cuáles son las obligaciones del fiduciario?

Las obligaciones del fiduciario surgen desde el momento en que acepta el cargo. Puede aceptar el cargo o rechazarlo, pero en caso de aceptar no puede renunciar sin justa causa. Son obligaciones del fiduciario:

  • Mantener separados los bienes del fideicomiso de su patrimonio personal.
  • Hacer inventario de los bienes
  • Invertir los bienes recibidos de acuerdo con lo establecido en el contrato de fideicomiso según la naturaleza del negocio.
  • Llevar registros contables del fideicomiso.
  • Rendir cuentas de las gestiones realizadas.
  • Transferir los bienes a los beneficiarios cuando corresponda, según se haya previsto en el contrato.

¿Quién es el beneficiario del fideicomiso?

Es aquélla persona que en razón del contrato de fideicomiso recibe los bienes fideicomitidos, o los frutos que esos bienes produzcan. Toda persona puede resultar beneficiario de un fideicomiso en tanto sea capaz de recibir bienes.

Puede haber un único beneficiario o diversidad de ellos. Cuando hay varios beneficiarios y no se establece cómo se dividirán los bienes, se procede a dividirlos en partes iguales. Puede ocurrir también que el mismo fideicomitente se designe a sí mismo como beneficiario del fideicomiso.

La ley prevé también la posibilidad de que se designen beneficiarios sustitutos en caso de no aceptación, renuncia o muerte de alguno de ellos, o de todos.

¿Qué derechos tiene el beneficiario?

Sus derechos básicos son los siguientes:

  • Exigir el cumplimiento de las disposiciones contempladas en el fideicomiso.
  • Impugnar aquellos actos cometidos por parte del usuario en calidad de mala fe o en extralimitación de sus funciones o facultades.
  • Exigir al fiduciario la rendición de cuentas siempre y cuando esta facultad no sea exclusiva despide comitente.
  • Solicitar la rehabilitación de bienes en casos en que se haya manifestado alguna incongruencia.
  • Interponer las acciones necesarias para solicitar la remoción del fiduciario.
  • Realizar la transmisión de derechos que perciba necesario.

¿Cómo concluye el fideicomiso?

Un fideicomiso concluye (se extingue, en términos jurídicos), cuando se produce alguna de las causales que se mencionan a continuación:

  • Realización de los fines para el que fue constituido.
  • Expiración del plazo fijado en su constitución.
  • Muerte del fideicomitente o del beneficiario.
  • Disolución de la sociedad fiduciaria cuando se trata de una persona jurídica.
  • Revocación del fideicomitente, o sea cuando el fideicomitente decide revocar el fideicomiso; en otras palabras, anularlo.
  • Renuncia de los beneficiarios.

 

No hay comentarios

Publica un comentario