Blog

Fideicomiso Público

Los fideicomisos públicos, ¿en qué consisten?

Como hemos escrito ya en nuestro blog en numerosas ocasiones, el fideicomiso es un contrato mediante el cual el fideicomitente transmite ciertos bienes y derechos al fiduciario afectándolos a fines determinados.

El fiduciario los recibe con la limitación de carácter obligatorio de realizar solo aquellos actos exigidos para cumplir los fines del fideicomiso, estando estos bienes separados de su patrimonio. El fideicomisario o beneficiario es la persona a la que le corresponde beneficiarse del fideicomiso.

El Fideicomiso Público

Los fideicomisos públicos son instrumentos jurídicos creados por la administración pública para cumplir con una finalidad lícita y determinada, a efecto de fomentar el desarrollo económico y social a través del manejo de los recursos públicos administrados por una institución fiduciaria. Asimismo, mediante el contrato de fideicomiso se da seguimiento a diversos programas y proyectos estatales que persiguen el bien común.

Qué elementos contiene un Fideicomiso Público

No difiere del contrato de un fideicomiso tradicional, no obstante detallamos los elementos que contiene esta variante o tipología de contrato fiduciario.

Contrato: Los fideicomisos se constituyen mediante escritura pública, en la cual se plasman las condiciones que regirán el mismo.

Elementos Personales: Son las personas individuales o jurídicas que otorgan el contrato de fideicomiso:

  • Fideicomitente: Para las entidades de la administración central, la República de Panamá por ejemplo, a través de un funcionario público como mandatario del mismo o una entidad descentralizada o autónoma a través de su autoridad superior.
  • Fiduciario: Entidad fiduciaria como Central Fiduciaria, S.A.
  • Fideicomisario: Generalmente el propio ente estatal, la entidad descentralizada o autónoma o algún sector específico beneficiado con los programas y proyectos a ejecutar a través del fideicomiso.
  • Fines u Objetivos: Fomentar el desarrollo económico y social a través del manejo de los recursos públicos administrados por una institución fiduciaria y así dar seguimiento a diversos programas y proyectos estatales que persiguen el bien común.
  • Patrimonio fideicometido: Conjunto de bienes y derechos transmitidos al fiduciario afectados a fines u objetivos determinados que constituyen un patrimonio totalmente separado del suyo.

Qué tipos existen

Atendiendo a los fines para los que fueron creados estos pueden ser de administración, de inversión y de garantía.

Si los clasificamos por categoría de financiamiento podemos encontrar:

Asistencia crediticia: constituidos para facilitar el crédito a determinados grupos sociales y sectores que se consideran estratégicos para el desarrollo del país.

Financiamiento no reembolsable: se constituyen para facilitar la ejecución de proyectos y obra civil, principalmente de inversión.

Mixto: en el se recogen los dos tipos citados anteriormente.

Qué causas extinguen un contrato de Fideicomiso Público

Estas serían las causas más comunes, no excluyentes, de extinción de esta tipología de fideicomiso:

  • Vencimiento del plazo para el que fue constituido.
  • Por la realización de bien para el que fue constituido.
  • Por la imposibilidad de verse realizado.
  • Por convenio o acuerdo entre el fideicomitente o fideicomisario.
  • Por muerte o incapacidad del fiduciario.

Qué funciones ejerce el ente estatal en los Fideicomisos Públicos

Gestionar la constitución, en cualquiera de las instituciones con licencia para ejercer el negocio fiduciario, de los fideicomisos, fondos y otros instrumentos financieros.

Reglamentar, registrar y controlar la operación de los fideicomisos públicos.

Requerir y recibir informes relacionados con los fideicomisos públicos.

Cuando corresponda, proporcionar la información relacionada con los fideicomisos en donde haya comparecido como representante del Estado como fideicomitente, siempre y cuando se encuentre en posesión de la misma.

Corresponde al ente público velar por la transparencia y honestidad del objeto del contrato de fideicomiso, promoviendo y vigilando la calidad del gasto público pero no eximiendo al fiduciario de las responsabilidades que le atañen por ley.

No hay comentarios

Publica un comentario