Blog

Fideicomisos financieros

Los fideicomisos financieros, qué son y cómo funcionan

Los fideicomisos financieros son un instrumento más dentro de la amplia gama de oportunidades que los contratos de fideicomiso brindan a quienes los suscriben.

Se trata de una herramienta financiera a través de la cual las empresas, tanto de forma individual como conjunta, pueden obtener fondos separando algunos de sus activos de su patrimonio y cediéndolos a un fiduciario para su administración.

Este tipo de fideicomiso suele usarse para transformar activos no líquidos en activos líquidos y tradicionalmente parte de sus éxito radica en que un conjunto de PYMES pueden asociarse para disminuir el costo de la operación, y además para minimizar, por dispersión, el riesgo.

Como en cualquier fideicomiso, los bienes aportados al mismo quedan exentos de la acción de acreedores, el inversor no se perjudica ante eventuales inconvenientes y la PYME y su balance quedan fuera del instrumento.

De esta forma, una empresa aunque esté pasando por dificultades financieras o problemas de tesorería pero con buenas perspectivas a nivel de negocio podría acceder a un fideicomiso financiero.

Cabe destacar que como los bienes fideicomitidos quedan separados del riesgo comercial de la empresa, ésta tendría mejores calificaciones de riesgo y podría acceder a mejores condiciones de financiamiento. También tendría la opción de financiarse mediante la emisión de títulos valores (bonos o acciones) garantizando el pago de los mismos con el flujo de fondos generado por esos activos específicos.

Como hemos comentado, esa mejor calificación de riesgo y la puesta de manifiesto de mejores garantías implican que los costos de financiamiento por parte de la corporación sean menores.

El fideicomiso financiero es sin duda una herramienta muy útil para disminuir el riesgo y consecuentemente buscar fuentes de financiamiento alternativas a un costo menor que las tradicionales.

Beneficios del fideicomiso financiero

 

  • Permite transformar activos no líquidos, como el inmovilizado, el activos financiero líquidos.
  • Los bienes fideicomitidos quedan exentos de la acción de los acreedores de la empresa.
  • Se consigue una independencia entre la empresa y su balance del fideicomiso.
  • Permite que la evaluación crediticia se realice sobre los activos cedidos y no sobre los de la empresa.
  • Es un instrumento útil y eficaz para permitir que las empresas con una buena perspectiva a nivel negocio y con dificultades financieras puedan acceder a opciones de financiamiento en mejores condiciones.

En Central Fiduciaria le asesoramos para que pueda optimizar sus flujos de fondo y ayudarle, gracias a las diferentes opciones del fideicomiso, a conseguir la mejor opción en cuanto a planificación patrimonial y fiscal se refiere.

No hay comentarios

Publica un comentario